TE MERECES DESCONECTAR

No lo puedes
ocultar no, no lo puedes evitar sí.

Observas a la gente desde tu mesita
en Zucitola.

Reconócelo, tienen todos cara de dinosaurio,
tú también te has dado cuenta,

reconócelo.

Espero que cuando te dejen sola
no se te vaya de las manos
el tema limpieza y sigas
observando a la gente
desde tu mesita
en Zucitola,

te mereces desconectar.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Un comentario sobre “TE MERECES DESCONECTAR”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *