¡UN LIBRO!

Desde
aquel odioso regalo
no volví a ser el mismo.

¡Un libro!

Entonces empezaba a ponerse de moda
un gotelé más afilado,
más noventas.

¡Pgiu, pgiu!

Cada cosa que me pasaba,
cuando lloraba y no entendía nada,
acto seguido, dejaba de ser
el mismo.

Un día vi en la tele que un
vampiro mordía libros
y se alimentaba
de su
contenido.

Empecé a morder mis libros.
Empecé a morder
mis libros.

NO ME MANDES LEJOS

No puedes mover algo
que mueves para poder moverlo luego.
No puedes hacer algo que haces para poder
hacerlo luego.

Ya te has quejado de casi todo.

Sólo te queda quejarte del viento.
Has decidido no rezar,
no sentarte a
rezar.

Quieres contarme por todos los medios
la historia de Mario el camionero.

Parecían más largas sus piernas dentro del camión.
Parecía más pequeña su cabeza dentro del camión.
Pero eran cortas sus piernas
y encima de los hombros
gastaba un buen
cabezón.

Y así acaba la historia de Mario el camionero.
Yo iré sin mis hijos donde tú me digas.

No me mandes lejos.

ME ATROPELLA UN TAXI

Viejos y viejas
Culturetas de filmoteca
Me lanzan su aliento fétido.

Todos a la vez.

Niñatos de sala de estudio
Se tiran pedos dentro de sus bocas.
Me siento defenestrado y obligado a correr
En dirección contraria.

Una nube fétida me persigue todo el rato.
Me siento un ciclista limpiando
Su bici de carreras.

Me siento ser algo que nunca seré.

Mi culo crece dentro de mis mallas.
Siento que crece algo en
Mi entrepierna.

Me siento ser y no ser.
No sé si pasará mi vida en algún momento.

Los homosexuales
Con su frialdad
Se han hecho
Con la tele.

Han
Pillado
Cacho con
Su ser helado.

Unos niños jugando a pillar no me molestan.
Una pata de jamón de jabugo encima
De una mesa sí.

Me atropella un taxi.

TE LO RECOMIENDO

Todo me parece melancólico.

Cada piedra,
cada flor,
todo está en su sitio.

Flejes, plásticos, cristales.
Una caja de cartón bajo la lluvia.
Adoro mi jaula y sus feos alrededores.

Si viviera en Egipto, cerca de las pirámides,
adoraría las pirámides, y la Esfinge,
y la basura de los
egipcios.

Una mierda de perro en una bolsa.
Una bolsa encima de un banco.
Igual mejor se quedaba,
la mierda encima
de la hierba.

Pero no pasa nada.
Forma parte del paisaje.
Todo me parece melancólico.

¡Oh!

Que todo te parezca melancólico.
No te lo impongo, te lo
recomiendo.

MIL EUROS AL DÍA

¿Por qué molesta tanto un pincho en el calcetín?
Es un error de test de inteligencia.
Igual deberías aceptarlo,

quiero decir,

darlo todo por supuesto,
en plan, soy así, tengo
un pincho en el
calcetín.

Negar ser víctima de lo molesto.
Zafarte de la incomodidad.
No ser impostor.

Si lo consigues te regalo mil euros.
Mil euros al día.