¡HIATUS!

Si piso un clavo clavado en una tabla
y se clava el clavo en mi zapato

me cabreo pero no lloro.

Así funciona,
llorar no sirve de nada
si has dejado de mamar de la

teta de tu mamá.

No quiero sobrevivir, quiero vivir.
No quiero supervivencia, quiero vivencia.

¡Hiatus!

Me atosiga un pacón de pelo largo,
quiere que me queje de todo,
pero es que a mí me da

igual casi todo.

Si piso un clavo clavado en una tabla
y se clava el clavo en mi zapato

me cabreo pero no lloro.

BANCOS MODELO EUROPA

Mi vida es un derroche
y mi ropa de cama es rosa,
se acerca el fin del mundo, si no me hacéis caso

explosiones a mansalva, fuego en las calles,
mobiliario urbano en

llamas.

Odio esos bancos modelo Europa,
odio esos bancos antimendigos

con tres apoyabrazos.

Exijo bancos que
midan por lo menos la medida
de un ser humano tumbado, si no me hacéis caso

explosiones a mansalva, fuego en las calles,
mobiliario urbano en

llamas.

SÓLO TRASCIENDE LO INMATERIAL

Piezas de plástico que
caen al suelo y desaparecen,
amigos que no son amigos, no son

tan importantes.

Sólo trasciende lo inmaterial, tu teatro,
tus gestos dormidos, el brillo de

tu pelo sin brillantina.

Has quemado un montón de ramas y entra el humo
en tus ojos blancos, ahora

rojos.

Dime algo, dime que no has encontrado esa pieza
debajo del mueble, dime que no estaba

llena de polvo.

No importa nada esa pieza,
sólo importa el tiempo,
sólo trasciende lo

inmaterial.

PIENSO DESPACIO

Siempre rozo
una planta seca con el hombro,
me trastorna la prisa por llegar a ninguna parte,
me atosigo si cambio de rumbo, me pongo contento

si nada soy en tu mundo.

No brillan tanto los cristales de mis ojos,
me asusto igual que tú, tengo tus
mismos pies, no me gusta

caminar descalzo.

Pero tengo una cualidad,
una cualidad que no
es un defecto.

Pienso despacio.

GRACIAS POR TU REGALO

Me hace ilusión, la noche del bosque se oculta entre los árboles,
se desliza entre los cristales rotos de una cabaña de madera,
y yo llevo una borrachera importante.

Será como en los libros.

Nos sentaremos los dos encima de la cama
y yo extenderé mi mano, y tú dejarás
que la plata se pierda entre

mis dedos.

Me gusta el medallón, me gusta la cadena
que contiene la noche del bosque,
gracias por todo, gracias por

tu regalo.