TODO ES REDUNDANTE

Cada día de mi vida
es un largo transitar los
pasillos de un hospital buscando

un lugar donde poder fumar.

Y yo sólo quiero pasear contigo cuando
sólo circulan los camiones de

la basura.

¿Es mucho pedir querer encontrar?
¿Es mucho pedir querer fumar y pasear?

Si no hay moldes no te puedes salir del molde,
lo de la carne mechada y los nombres
compuestos,

todo eso,
todo está pasado de moda,

todos vosotros,
todos vosotros estáis pasados

de moda.

El sitio es chulo, la zona es bonita,
pero me mudaría de planeta,
lo digo en serio, siempre
que llego vosotros

almorzando.

En este mundo riman lo mejor y lo peor,
todo es redundante y yo me largo

pitando.

¿ME RECUERDAS?

Te recuerdo

con tu perro atado en un árbol,
con tu coche aparcado en rampa,
bebiendo agua de todas las fuentes,
demasiadas especies,
demasiadas

gentes.

Te vi de nuevo hace poco y te borras con el tiempo,
a mí me tocaste tú y no mantuvimos la relación,
mi profesora de autoescuela,

¿me recuerdas?

ABANDONA EL BOSQUE

Me mareo
en el bosque porque
no veo el cielo, porque no

caminas a mi lado.

Me dijiste con un espejo entre las manos
que no lo hacías por gusto, y se cayó
al suelo el espejo, y se hizo

mil pedazos.

Me quedé triste y sigo triste, y me mareo
sin poder controlar el movimiento
del suelo que

piso.

Alguien me
dice desde una ventana, alguien me
dice con gestos vuelve a casa,
vuelve a casa y abandona

el bosque.

SIN DECIR NADA

A veces un buen caldo no sale a la primera,
a veces comer mal nos hace feos,
a veces ni todo lo que debe,
a veces ni todo lo que

puede.

Estamos a tiempo no por mucho tiempo,
tu colega vomitando garbanzos
por la ventanilla del coche
y tú sin decir

nada.

NO CONTESTAS

Con una
paloma en el hombro
y el pelo lleno de migas
tú también puedes

participar.

El cambio es paulatino, sólo
tienes que bailar, se trata sólo
de bailar.

Si quieres lo explico mejor.

Te quiero preguntar puedo y qué
te quiero preguntar.

¿Puedo?
¿Qué te quiero preguntar?

Hay un teléfono reflejado
en el espejo, te llamo
a ese reflejo pero

no contestas.

INCENDIABA LA NOCHE

Quería vivir
debajo de un árbol
pero le obligaron a vivir
debajo de un pino piñonero,
y murió de la misma forma que
muere la hierba debajo de un pino

piñonero.

Incendiaba la noche, secaba sus problemas
en cajas de zapatos, incendiaba la noche,
ya lo he dicho antes pero es verdad,

incendiaba la noche.

Quería formar parte del bosque, quería vivir
debajo de un árbol pero le obligaron a
vivir debajo de un pino piñonero,
y murió brizna de hierba seca,
y en su tumba plantaron

flores de colores.