INCENDIABA LA NOCHE

Quería vivir
debajo de un árbol
pero le obligaron a vivir
debajo de un pino piñonero,
y murió de la misma forma que
muere la hierba debajo de un pino

piñonero.

Incendiaba la noche, secaba sus problemas
en cajas de zapatos, incendiaba la noche,
ya lo he dicho antes pero es verdad,

incendiaba la noche.

Quería formar parte del bosque, quería vivir
debajo de un árbol pero le obligaron a
vivir debajo de un pino piñonero,
y murió brizna de hierba seca,
y en su tumba plantaron

flores de colores.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *