NO CONTESTAS

Con una
paloma en el hombro
y el pelo lleno de migas
tú también puedes

participar.

El cambio es paulatino, sólo
tienes que bailar, se trata sólo
de bailar.

Si quieres lo explico mejor.

Te quiero preguntar puedo y qué
te quiero preguntar.

¿Puedo?
¿Qué te quiero preguntar?

Hay un teléfono reflejado
en el espejo, te llamo
a ese reflejo pero

no contestas.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *