ABANDONA EL BOSQUE

Me mareo
en el bosque porque
no veo el cielo, porque no

caminas a mi lado.

Me dijiste con un espejo entre las manos
que no lo hacías por gusto, y se cayó
al suelo el espejo, y se hizo

mil pedazos.

Me quedé triste y sigo triste, y me mareo
sin poder controlar el movimiento
del suelo que

piso.

Alguien me
dice desde una ventana, alguien me
dice con gestos vuelve a casa,
vuelve a casa y abandona

el bosque.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *