Y ES OTRO VARANO

Primero barre las mesas,
luego introduce las cadenas
y entonces rellena siete botellas

con agua del grifo.

Pero nunca riegues tus flores
ni tampoco decidas nada en un estanco,
esas decisiones en caliente no llevan a ningún

lado.

Todo lo que se oculta en la cabecita,
todo lo que se oculta en la nevera,
doce docenas de trece castañas,
todo lo que se oculta se acaba

mostrando.

Sólo una cosa supone una
amenaza para un varano

y es otro varano.

UN SONIDO SECO

Niño flaco tripa balón
con olor a pipa de girasol,
creció entre vallas y piscinas,
creció entre algodones y flores rojas,

blancas y amarillas.

Segundos antes del accidente que le costó la vida
crujió el asiento del copiloto, un sonido seco
y premonitorio que hizo crecer ramos
de flores negras en la guantera

de su coche.

ME HACEN CULICO

Le solté todas mis monedas a ese indigente,
le solté todas las monedas que tenía en los bolsillos
porque no quería que se deformaran mis bolsillos,
porque no quería que se deformaran
los bolsillos de mis
pantalones

nuevos,

que son muy bonitos y me quedan muy bien,
que son muy bonitos y me

hacen culico.

CARTÓN Y BASURA

No se puede
recoger toda la basura del suelo,
esa caja no me sirve, si quieres la recoges

y si no quieres me da igual.

No se puede cruzar una plaza, ese perro
cruza una plaza, ese perro cruza

una piedra plana.

((Si
quiere la
cruza y si no
quiere le da igual.))

No se puede recoger
toda la basura del suelo, ese loco
maravilloso toca el pescado y luego se chupa

la mano.

Medio dormido escucho a los perros que
cruzan la plaza de mi pueblo, no se
puede recoger toda la basura
del suelo, no se

puede.

SEÑALES DE HUMO

Se ha colado un chino de pelo rizado en el Louvre

portando una pancarta que dice que Navarra

no se toca, y que ayer hizo mucho viento,

y que había salido de casa para comprar

media barra de pan, y que no había

vuelto desde que cerró el pestillo
del baño por dentro, y que

llegó a Francia con
zapatos y volvió

con zapatillas,
en zapatillas,
a zapatillas.

NO PROCEDE POR AHORA

Hoy sábado veintitrés de marzo he
visto tres cosas por las cuales
creo que abandonar mi
planeta no procede
por ahora.

Primera cosa.

Una nube solitaria
en medio de un día que
parece de piscina pero no lo es.

Segunda cosa.

La sombra de un árbol raquítico proyectada
en la tercera y última cosa que he visto
por la cual creo que abandonar
mi planeta no procede por

ahora.

La lona sucia de un camión
en movimiento.