¿TÚ QUÉ TIENES?

Me abre la puerta un desconocido,
entro y veo un viejo sentado
a la mesa comiendo
 
un bocadillo.
 
Y pienso.
 
Demasiado viejo
para llevar las piernas al descubierto,
demasiado viejo para descubrir sus piernas
 
a la primera de cambio.
 
Y me contesta.
 
Puedo poner la mente en blanco,
tengo ese súper poder,
 
¿Tú qué tienes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *