¿TÚ QUÉ TIENES?

Me abre la puerta un desconocido,
entro y veo un viejo sentado
a la mesa comiendo
 
un bocadillo.
 
Y pienso.
 
Demasiado viejo
para llevar las piernas al descubierto,
demasiado viejo para descubrir sus piernas
 
a la primera de cambio.
 
Y me contesta.
 
Puedo poner la mente en blanco,
tengo ese súper poder,
 
¿Tú qué tienes?

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *