YO NO ME LO CREO

Conocí a Don Palillo en otra época
Era un hombre delgado y sonriente
 
Siempre iba de traje y corbata
y siempre portaba sombrero elegante
 
Los primeros domingos de cada mes
portaba sombrero de fieltro negro
pero el resto del tiempo
portaba sombrero
 
tipo panamá
 
Los días de mucho calor y los días de lluvia
Don Palillo se quedaba encerrado en casa
 
Le gustaba jugar al parchís y al monopoly
con su amiga la pelota de golf
hasta que se hacía de noche
y acto seguido
se acostaba en su caja de cartón
 
Entonces lo pasaba muy mal
porque sufría horribles pesadillas
 
Un buen día Don palillo desapareció
 
Dijeron sus vecinas las tortugas
que lo habían visto irse volando hacia el sol
a lomos de su amiga la pelota de golf
 
Y la verdad qué queréis que os diga
 
Yo no me lo creo
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *