NO PUDE FRENAR A TIEMPO

Lo reconozco
Iba demasiado rápido
No pude frenar a tiempo
 
Iba con el coche a toda velocidad
y entonces la vi a lo lejos
 
Frené de golpe
pero al ir tan deprisa
las ruedas se bloquearon
y el coche derrapó unos metros
 
Lo reconozco
Iba demasiado rápido
No pude frenar a tiempo
 
Yo atropellé
aquella lagartija muerta
y sé que pagaré
por ello
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *