BRILLABA CON LUZ PROPIA

Estaba radiante
Flexionaba las piernas y levantaba los brazos
Gritaba y movía su trasero de un lado a otro
 
en medio de la calle
 
Y la gente a hurtadillas
le juzgaba con la mirada
 
Pero no estaba loca
para nada
 
Simplemente
brillaba con luz propia
 
en medio de la calle
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *