UN CHUCHO CON SUERTE

11950784_890558384369216_2083780043_n
Recuerdo cuando de pequeño
por las mañanas
tenía que ir al colegio
y te observaba
tumbado en el suelo
sin tener nada que hacer
 
Aburrido y hecho una bola
 
Hundido en tu cojín preferido
y bostezando perezoso
 
Me dabas mucha envidia
 
Envidiaba tu vida de chucho mantenido
y te consideraba un ser privilegiado
 
Siempre lo pensaba
mientras desayunaba
mientras mi madre gritaba sin parar
 
Que nos laváramos los dientes
Que íbamos a llegar tarde al colegio
Que nos peináramos y pusiéramos los zapatos
 
Tú ni siquiera te inmutabas
 
A lo sumo escuchabas un rato
y luego te largabas al sofá del salón
para tumbarte de nuevo
 
Chucho con suerte
Pedazo de vago
 
Supongo que ahora
sigues tumbado en alguna parte
hecho una bola y escuchando
desde tu cojín preferido
 
Inmutable mientras nosotros
nos complicamos la existencia
nos lavamos los dientes
nos peinamos y ponemos los zapatos
 
Tumbado en tu trono de nubes
mientras nosotros seguimos
llegando tarde al colegio
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *