SEÑALABA CON EL DEDO A LOS PATOS

Casi se choca conmigo el niño
mientras observaba los patos
 
Su padre le había dicho
que caminara mirando hacia delante
pero él quería observar los patos
 
Los señalaba con el dedo
justamente al entrar al puente
 
Y casi se choca conmigo
por hacerlo
 
Y su padre le había dicho
que caminara mirando hacia delante
 
Pero el caso es que yo
sí que miraba hacia delante
y no era yo
el que observaba los patos
 
Miraba hacia delante para no tropezarme
Miraba hacia delante
como lo hacen todos los demás
 
y podía esquivar al niño
y podía dejarle andar sin mirar
y podía dejarle observar los patos
 
en paz
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *