LA PISCINA CRISTALINA

Existe una piscina cristalina
en un pueblo del norte de Navarra
que solamente abre
quince días al año
 
La rellenan con agua de regata
Agua que baja del monte
Agua helada que puedes beber
 
mientras nadas
 
Este año quiero ir a bañarme contigo
Quiero lanzarme de cabeza
en esa piscina cristalina
y abrir los ojos en el fondo
 
y observarte buceando
de un lado a otro
 
Quiero nadar contigo
hasta perder el aliento
y cuando ya no sintamos ni los pies ni las manos
 
salir a la superficie
y secarnos ambos con una toalla gigante
frotar nuestros cuerpos hasta entrar en calor
 
y tumbarnos al sol
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *