BATALLAS MENTALES

Deja el
mostrador en paz,
lanza una paloma muerta
y ya verás cómo salpica la sangre

seca.

A VER, llevo toda la noche vomitando como
una hija puta, si lanzo o no lanzo una
paloma muerta no es cosa tuya,
además, la sangre si está
seca no salpica,

POR FAVOR,

dedícate a tus asuntos.

Quiero una amiga de verdad, ME PREOCUPAS,
tú y tus batallas mentales, te recuerdo
vidente desde niña, con la Nahikari
y tu prima Yanira.

A VER, soy una rosa
capullo, UNA

ROSA.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.