BATALLAS MENTALES

Deja el
mostrador en paz,
lanza una paloma muerta
y ya verás cómo salpica la sangre

seca.

A VER, llevo toda la noche vomitando como
una hija puta, si lanzo o no lanzo una
paloma muerta no es cosa tuya,
además, la sangre si está
seca no salpica,

POR FAVOR,

dedícate a tus asuntos.

Quiero una amiga de verdad, ME PREOCUPAS,
tú y tus batallas mentales, te recuerdo
vidente desde niña, con la Nahikari
y tu prima Yanira.

A VER, soy una rosa
capullo, UNA

ROSA.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *