¡Toma evolución!

Hay gente a la que uno se lo perdona casi todo. Y si no que se lo digan a House, cuyo prestigio sigue creciendo a pesar de sus 100 capítulos ejecutando el difícil equilibrio entre tío borde y sus aciertos magistrales. House se puede permitir insultar, herir, menospreciar, mentir, cosas que al resto del universo le están prohibidas. De hecho, buena parte de la tensión que destila la serie viene por la cantidad y calidad de las putadas que es capaz de infligir a sus amigos, compañeros y pacientes. Otros personajes algo más entrañables como Berto no han corrido la misma suerte. Lo que iba a ser el programa de su consolidación como solista se ha convertido en un regreso a la casa del padre Buenafuente. Lo bueno es que hasta son capaces de sacar chispas de humor de la mismísima decepción. Es lo que tiene que la gente los vincule a un programa, es como esos árboles que no crecen por la sombra que les hacen sus antecesores. Y es que la televisión tiene algo de naturaleza salvaje, esa idea darwiniana de selección natural de las especies parece escrita para la programación televisiva y sus habitantes. Hay especímenes bonachones que tienen su gracia pero que no resisten la presión y desaparecen sin dejar rastro y otros que aguantan todas las inclemencias. Les pondré el ejemplo de Cristina García Ramos. Sustituyó a Balbín en La Clave , que era un programa de debates tan erudito que con la presentación del currículum de cada participante la chica se pegaba media hora. Luego pasó directamente a Corazón, Corazón el fin de semana, donde ha aguantado una década, hasta que en TVE decidieron jubilar a los cincuentones. Ahora no se resiste a desaparecer. Según parece va a presentar un programa documental en el que se buscan tíos que tengan micropenes de 8 centímetros en erección y se lo dejen grabar. ¡Toma evolución!

Un comentario sobre “¡Toma evolución!”

  1. Dios mio la de corasón,corasón tiene que tener al menos 1.000 años, su peinado si que va evolucionando hacia un lacado al mas puro estilo Joan Collins (esa si que es toda una faraona de mujer, y que mujer la Collins…) a esta otra le falta ese puntito de picardía madura… jeje Lo de Berto es lo de siempre la historia se repite con los marcianos que antaño tuvo Sardá, Fuentes tuvo algo mas de suerte q Berto… (q por cierto parace volver a la carga Sardá , es el que mejor se lo pasa del mundo mundial. Por cierto pásate por mi blog que ultimamente hay y habrá muchas sorpresas… Seguiré dando la lata a Cultura, a ver si responden… por lo menos 😉

    Un abrazo–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *