Vivisección

El programa se llama ¿Dónde estás corazón? y es que, por más años que lleven, el título es ya toda una declaración de intenciones. Lo presenta Jaime Cantizano, que es un tipo con cara de buena persona y no tiene ninguna pinta de que le vayan los cotilleos. Se hace acompañar cada viernes por media docena de periodistas del corazón, especializados en llevar cada semana un trocito de vida al plató y luego ayudar a sus compañeros y practicarles vivisección a los invitados. El programa farda de actualidad y directos para ello suelen contactar con el exterior donde se está produciendo algún acto social. El último día por ejemplo era la boda de la tenista Arantxa Sánchez Vicario con un tipo al que le sacaron todos los trapos sucios en un santiamén. Tiene que ser la leche que el día de tu boda te dediquen un especial para hablar de todos los pufos y malentendidos de los que uno ha sido protagonista. Vamos todo un regalo envenenado. El programa éste, que no saben donde tienen el corazón y dudo mucho de que algún día lo encuentren, tiene además del chico bueno de Cantizano una serie de periodistas como María Patiño y Gema López que se caracterizan por confundir el grito con la vocalización, y otras como Chelo García que trabajan para que la información sea lo más parecido a los trapos sucios. Una de las especialidades de esta cuadrilla es invitar a ciertos personajes que necesitan promoción y aprovechan para darle cera o, ellos sabrán porqué, hacerle la pelota. La televisión sigue los pasos de la naturaleza. Como en esos documentales en los que los depredadores vigilan los rebaños en busca del ejemplar más débil, semana a semana siguen hurgando en las agendas a la búsqueda de ese personaje que pueda flaquear en el plató para poder sacarle la hiel. Dan miedo la verdad, tanto que, si fueran mis amigos, les perdonaría el regalo de bodas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *