Objetivo Britney

Era el informativo de Antena 3 de las sobremesas, en esa sección en la que lo mismo hablan de música moderna que del estreno de una película. Un espacio en el que nunca se puede estar seguro de si nos están informando o es una sección más de publicidad. El locutor hablaba de la reaparición de Britney Spears de esta manera: “Para los doce años ya mantenía relaciones sexuales y para los 15 se drogaba”. El comentario sonaba más admirativo, tipo: “para los 12 sabía ocho idiomas y a los quince se doctoró en Biología”. Eso es un informativo descriptivo, y los demás apenas llegamos a simples aficionados. Ya puestos en ciencias pues les diré que se llama mitosis, y es lo que hacen algunas células para reproducirse: de una crece la otra. Ésa fue la manera en que Aída se separó de 7 vidas . Y es que ambas series pasarán a la historia por su éxito sin paliativos. Como vienen haciendo este verano, el domingo repusieron un capítulo de Aída que fue visto más que el capítulo nuevo de El síndrome de Ulises y el filme La pantera rosa , que emitían a esas horas. Ahora que la actriz Carmen Machi ha anunciado que va a dejar la serie supongo que tendrán que poner en marcha de nuevo alguna forma de mitosis, la recreación digital asistida o alguna forma de hacer que el negocio se perpetúe. Pero ni siquiera Aída pudo con Objetivo Euskadi, ese remanso de los domingos futboleros donde el espectador demuestra que lo que ocurre en el mundo también le interesa, aunque sean los últimos retazos del verano y de las vacaciones. Y es que frente a los que piensan que los espectadores tenemos la tele que nos merecemos existe la versión contraria, que dice que la audiencia también apoya la televisión que le enseña y le hace crecer por el simple hecho de mantenerlo informado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *