Quiero ser artista

El casting de la nueva edición de Factor X en Cuatro lleva pintas de durar más que el mismo concurso. Para empezar, y como no podía ser de otra manera, ayer el que se vendió fue el jurado. Aquel trío formado por Jorge Flo, Eva Perales y Miki Puig que fue cobrando protagonismo hasta el punto de que cualquiera de ellos se merecía más el premio que la ganadora, una tal María, de la que hoy nadie se acuerda. Y eso a pesar de que, según decían, le había correspondido una carrera musical. Recibir una carrera musical como premio tiene que ser la bomba. Vamos que ni sacar las oposiciones, ni que te toque la bonoloto. Porque ¿qué mejor oficio para esta vida tan corta que el de ser cantante sin la presión de tener que vender discos? Claro que lo mejor de la presentación del concurso fue la frase que repitieron los tres miembros de jurado: “Yo no me presentaría a este concurso” coincidían. Pues más vale, porque seguro que lo ganan y ya me dirán qué hacer toda la vida con esos talentos musicales. Claro que esto de ver la evolución de los cantantes da mucho juego: los de Canal Sur también preparan su segunda edición de su Operación Triunfo de la copla. Se ve que entre las frustraciones inconfesables de los espectadores está la de ser artista que cantaba Conchita Velasco, la actriz y cantante, que se lució en el regreso de Herederos recitando en tono dictatorial y amargado la frase del capítulo: ” a esta familia no la separa ni Dios”. Pero dejemos a los cantantes y hablemos de los videntes guionistas de Hospital, que para su primer capítulo habían escrito un accidente de aviación. Era tal el parecido con el de Barajas que han decidido no emitirlo. Ya ven, en TV hay gente que permite que la realidad les estropee un gran capítulo. Como dice el anuncio de los cuerdos de Radio La Colifata: el ser humano es extraordinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *