A la aventura

A veces uno está aburrido en el cuarto de estar mientras ve la tele y siente la curiosidad por conocer y darse una vuelta por el más allá. Es decir, nos vamos a la aventura con el mando a distancia por los confines de la TDT confiando en que nos encontraremos con programas que nos aporten novedad o que nos ofrezcan cosas nuevas. Pero un rato después de comenzar el paseo, uno se da cuenta de que la mayor parte de los programas que ahora se han creado para la TDT son simple basurilla residual. Canales que se pasan todo el día rellenando crucigramas y ofreciendo premios ficticios o directamente fraudes similares al tocomocho televisivo. Pero lo que uno se puede encontrar también es la reposición de series que tienen más de una década. Qué se yo: Médico de familia, Hostal Royal Manzanares. Ya ven que la apuesta que hacen las cadenas por esta nueva tecnología no es precisamente puntera. Más bien se diría que pocos creen que el apagón digital vaya a cambiar las cosas. Y cambiar lo que se dice cambiar es lo que ha hecho Pepe Sancho; que primero era un franquista irredento en la serie Cuéntame y ahora decía que dejaba la serie porque veía que a su personaje, ya saben Don Pablo, no le veía muchas posibilidades en los tiempos democráticos. Al parecer, ha reconsiderado su postura y dice que va a seguir una temporada más. Lo que no sé es de donde se ha sacado que su personaje ya no puede evolucionar. Si nos atenemos a los años de transición a la democracia los que dejaron el franquismo para abrazar la democracia fueron legión. Si algún personaje tiene sentido en esa serie son los que representan a aquellos que en la dictadura fueron más franquistas que Franco y luego, pues eso, si te he visto no me acuerdo. Vamos, que todos tuvimos un Don Pablo como vecino del quinto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *