Juegos sencillos


La sencillez es una de las mejores herramientas con las que cuentan las series televisivas. Miren si no Camera café . Lleva varias temporadas liderando su franja. Hablamos del teatro televisivo: los personajes que se colocan ante una cámara, una, y largan sus diálogos y cuentan sus peripecias. Es curioso que mientras la televisión actual se basa en la búsqueda de diferentes y variados puntos de vista como manera de sorprender y atrapar al público, este producto televisivo salga victorioso cada día de la batalla por las audiencias. Lo cierto es que hay fórmulas mágicas que funcionan muy bien en televisión. Una de ellas son los concursos que tan de moda están en épocas veraniegas y vacacionales. Si miramos los miserables datos de La 2 tenemos que suben del 2% para acercarse hacia el 10% con el veterano Cifras y letras , un concurso que tiene el efecto llamada de un público al que le apetece medirse ante las diferentes cuestiones que plantean a los concursantes. Otro de los ejemplos que tiran hacia arriba la audiencia es Date el bote , un concurso de preguntas algo más llevaderas y que presenta a diario Carlos Sobera en ETB 2. Estas subidas no son casuales, responden a determinados hábitos que los espectadores han hechos suyos, como quien bebe vino en las comidas o se hace las tostadas con aceite de oliva. Por una lado la tele es esa ventana donde uno puede asomarse para echarle un vistazo al mundo, pero también es el medio para entretenerse con los concursos que a uno le divierten y a los que iría de concursante si la timidez se lo permitiera. Ya ven: unas veces el mérito está en las complicadas decisiones técnicas y otras se consigue con una sola cámara; se prueban muchas fórmulas, pero la apuesta segura es tan simple como programar un juego que nos ponga un poco las pilas.

Un comentario sobre “Juegos sencillos”

  1. Supongo que el atractivo de estos concursos está en que nos hace participes, vende la posibilidad de ser un protagonista de televisión sin necesidad de ser, actor, actriz, presentador, periodista, “gente guapa”…. y aunque no nos atrevemos a ir, hay otros seres normales, inteligentes y atrevidos que si lo hacen.

    Buen verano a los blogeros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *