Pez en el agua

El quinto aniversario del asesinato de José Couso apareció como una patata caliente que se pasan de mano en mano. No están claras las posibilidades que hay de que algún tribunal acabe sentando a los asesinos del cámara, si el tema quedará atrapado como una más de las injusticias justificadas por el estado de excepción. Lo cierto es que los disparos que salieron del fuego amigo del tanque fueron una advertencia macabra a todos los que nos encontrábamos al otro lado. En la retaguardia de nuestras casas pudimos ver el sacrificio inútil de un trabajador por el capricho de unos asesinos camuflados en traje militar. Ni cinco, ni diez, ni cien años: como ciudadanos y espectadores deberíamos seguir pidiendo explicaciones hasta que los ocupantes del tanque acaben pagando por este crimen gratuito.

Y ya puestos a hablar de gratuidad, la que derrochaba Jesús Vázquez en los comentarios del último casting de OT . El concurso ha hecho que veamos como normales esos momentos en los que se presenta un chico con ilusiones y, de golpe, queda convertido en un personaje popular. La televisión es esa fábrica incansable de famosos que pronto dejarán de serlo. La prueba es que de las sucesivas ediciones del programa apenas unos pocos permanecen. El resto de los concursantes volvió a la rutina de sus oficios. Por más triunfitos que sigan apareciendo, el mercado musical es una mezcla entre jungla y mafia. Además de cantar como los ángeles, estos candidatos a futuros cantantes tendrán que superar pegas impuestas por quienes quieren seguir siendo los que manejan el cotarro de la música. Cuando los vemos tenemos la sensación de que ya hemos vivido esos momentos de emoción extrema que separan el triunfo del fracaso. Y la verdad es que Jesús Vázquez se mueve en ellos como pez en el agua.

Un comentario sobre “Pez en el agua”

  1. A mi tan poco me parece que estos de OT sean ya lo mismo que los primeros. Pero estoy con que Jesús Vazquez ha nacido para presentar este tipo de concursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *