‘Miss Montes’


MIENTRAS los presentadores están de moda, las cadenas los exhiben, los ponen al frente de todos los programas que pueden. Parecen flores de un día que hay que mostrarlas antes de que su belleza o su tirón comience a decaer. Si en los últimos años el presentador por excelencia fue Jesús Vázquez, ahora el presentador de modo en Telecinco es Christian Gálvez, como demostrara en la presentación de la gala de Miss España 2008 acompañada de la elegante Enma García. Hace unos años este tipo de certámenes recibían la queja de diversos sectores criticaban que la imagen de la mujer tuviera un tratamiento machista a todas luces. Hoy el tema se ha zanjado dejando que los hombres hagan lo propio y punto. Como espectáculo, los desfiles de estas galas rozan el ridículo, un ridículo que desde luego terminan de rematar los Bustamantes, Sorayas y Ramazzottis de turno, que, más que cantantes, son la salsa light con la que se intenta paliar el vacío de estos certámenes.

Quizás por eso el cambio de canal era inevitable y el partido de fútbol de La Sexta una liberación después de tanto mercadeo, contoneo y sonrisa exagerada. Cada vez que me encuentro con el denostado Montes me lo paso mejor. Este hombre consigue en una frase y con su tono de cachondeo, más credibilidad que la mayor parte de los presentadores, tan acostumbrados a ponerse del lado de los equipos encumbrados y a sentar cátedra. Junto con su amado Salinas, que por cierto, le entra a saco en todos sus comentarios, han conseguido un estilo diferente al de esos listillos que llevan tanto tiempo hablando de la elite del fútbol, tipo JJ Santos o el grititos de Carlos Martínez, ese crack que ve las jugadas antes de que se produzcan y al que le baila el agua la flema de Michael Robinson en las retransmisiones de Canal Digital. Unos se creen con fama y, ya ven, otros se la trabajan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *