Levanta el culo

La credibilidad en los telediarios parece que pasa por que los presentadores den las noticias de pie. Se busca una comunicación más directa, como quien se encuentra con ellos por la calle y le sueltan: “Ya sabes lo del atentado en Irak, ¿no? “. Al estar de pie parece como que se están despidiendo todo el rato y meten una presión tremenda al espectador. Hay teorías que hablan de que los discursos de pie tienen más fuerza porque pillan al que escucha como más abajo y es aquí donde uno gana en credibilidad; vamos, que uno se cree todo, quiero decir. Hilario Pino y su nueva compañera, Marta Fernández, a la vez de largar de pie, lo que han hecho es retrasar el informativo a las 15 horas, que es lo que hace la mayoría. Una sabia decisión, pues a esas antes competían con Los Simpson . La repetición diaria de estos dibujos está dando unos frutos inimaginables a Antena 3. Hay capítulos que han sido repetidos más de doce veces con un éxito de audiencia incuestionable, para vergüenza, digo yo, de quienes se dedican a ese negocio. Quien haya visto todas las reposiciones del capítulo de ayer, en el que Hommer queda atrapado en la nieve con el señor Burns, conocerá los diálogos de memoria. Esto de toparte a diario con los capítulos de Los Simpson es como aquella sensación de la película Atrapado en el tiempo, donde un periodista encarnado por Bill Murray estaba condenado a despertarse el mismo día en que la marmota Phill debía pronosticar el fin del invierno. El éxito televisivo de Los Simpson es un guiño desesperado que los amantes de la tele lanzan a la espera de que venga algo novedoso. Quince años después de sus estreno esta serie de dibujos animados es una de las pocas revoluciones que el medio ha gestado. Aunque, bien pensado, después de mil años, hacerles levantar el culo a Matías Prats y compañía tampoco es moco de pavo.

http://es.youtube.com/watch?v=MR72lcPNv0k

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *