¡Hip, hip, hurra!

Lo que tienen La Sexta y Canal + es esa historia de que hay que recurrir a uno de esos aparatos digitales que llenan los tejados con basura de las antenas parabólicas y ponen perdido el cuarto de estar de cables y terminales. Si a uno le gusta ver algún partido de fútbol, ahora no tiene otro remedio que abonarse a Canal + o instalarse uno de esos terminales de TDT para conectar con La Sexta. Ambas están en pleno litigio porque se consideran con derecho a emitir los partidos de fútbol. Vamos, que esto comienza a ser como el cuento de la gallina de los huevos de oro, pero duplicada. Al espectador le queda la duda de qué tiene que hacer para ver sin pagar dos veces. Con el baloncesto todo está más claro. Montes, Iturriaga y el alero Epi son los responsables de la retransmisión de los partidos, apoyados por dos periodistas que hacen su labor buscando conocidos y frikis entre los espectadores del partido. A Montes no se le ve tan alegre como cuando está con Salinas, porque éste le sigue el juego y le ríe las gracias. Con Iturriaga lo tiene difícil; por su incontinencia de chiste fácil le hace la competencia. El tercero en discordia es Epi, que juega en el trío el papel de entendido y profesional. Mientras Montes le preguntaba sobre qué le parecían las alcachofas que había comido Pau Gasol de pequeño, Epi le respondió: «Lo que tú digas, pero a mí lo que me importa es que la selección no falle los tiros libres». Menudo corte. Ya, puestos en La Sexta, los miércoles uno puede asistir a esa maravilla del humor que es Sé lo que hicisteis la última semana , donde Patricia Conde, la mujer que más a gusto se ríe en televisión, y Ángel Martín, un maestro del humor y de los silencios, hacen un zapeo semanal y no dejan títere con cabeza, con una especial sensibilidad para los personajes televisivos más detestables. Hip, hip, hurra por ellos, que cazan triples visuales majestuosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *