Astracanadas

Si me aseguran que el éxito del verano iba a ser esa astracanada con el sello inconfundible de José Luis Moreno titulada Escenas de matrimonio , reniego de la poca fe que me queda en la televisión. Uno conserva todavía cierta ingenuidad con la que superar las duras pruebas que todos los días soporta cuando, desde el sofá, se enciende el televisor. Pero ver a diario el esperpento del insulto camuflado de chiste permanente en los diálogos de los tres matrimonios es algo que no pensaba encontrarme en pleno siglo XXI. ¡Qué se le va a hacer! Paciencia, como la que tienen que tener los gremios cuando se enfrentan al juicio sumarísimo que cada semana hacen en el Espejo Público de Juan Ramón Lucas. El otro día, por poner un ejemplo, les tocaba a los camareros. Se establecían, palabras textuales, dos grupos: los medio guarros y los guarros. Con estos argumentos y alguna porquería en la comida hicieron su reportaje de finalidad pública y se quedaron tan anchos. Supongo que con esta distinción pondrán el retrato de Lucas en todas las cocinas del país y le nombrarán persona non grata , porque con un reportaje tan parcial se lo habría ganado a pulso. Otros que se han conseguido a pulso el boicot a fuerza de bordear la delincuencia en sus anuncios son la pareja de snobs de Dolce y Gabbana. Después de tratar a todo el país como incultos por no entender la estética de la violación de una de sus modelos, ahora para la colección otoño-invierno el violado es un hombre. Están tan picados que han dicho que por aquí no nos van a mandar el anuncio. Están tan cabreados por nuestra formación de catetos que lo mismo nos retiran todos sus productos. En fin, este matrimonio de la moda quedaría fenomenal en esas escenas de matrimonio con las que José Luis Moreno y Telecinco triunfan y nos martirizan cada noche.

2 comentarios sobre “Astracanadas”

  1. Vuelves dando cera a Jose Luis Moreno. No sabía que esa serie fuera suya. Pero esto y de acuerdo. Bienvenido ongi etorri.

  2. Hola Telmo. Gracias por tu recibimiento. La próxima vez que escuche La Golondrína que nos consiguió Marco brindaré por tí. Lo de José Luis Moreno no es nada personal pero su tipo de humor no tiene para mí ninguna gracia. Está basado en los peores tópicos del matrimonio, del aburrimiento. Más que reirnos de nosotros mismos lo que consigue es un insulto permanente. Pero ya ves: cada día consigue ser el instante más visto en tv.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *