Que la pague


El verano avanza con pocas novedades, quizás por eso los de La Sexta aprovechan para ir calentando motores y sacan a todas horas un anuncio en el que se puede ver a Pau Gasol en la cama despertándose como emulando a Bill Mulrray, que interpretó a aquel inolvidable periodista de televisión atrapado en la celebración del Día de la Marmota.

En el anuncio de La Sexta, la voz que lo despierta es la de Montes recordándole, y de paso a nosotros, los días que faltan para el Eurobasket que ellos televisan. Porque si estos días hemos hablado de los trucos de repetir las series de éxito y esas pachangas futboleras pero, en realidad, lo que sigue vigente estos días son las retransmisiones deportivas. Tanto el automovilismo, las motos, el tenis y, dentro de poco, comenzará el espectáculo del baloncesto con ese peculiar estilo del calvo Montes y el atractivo añadido de que nuestros jugadores son los campeones del mundo. Pero para atractivo, el que piden en el casting de Supermodelo, ese engendro con cierto toque señorita Rotenmeier sadomasoquista que le ponía la ex modelo Judith Mascó.

Como siempre que hay selección, los criterios pueden ser rígidos o bailar más que el diente de doña Rogelia, el caso es que, según parece, a unas les piden 1,74 de altura y otras pasan con algún centímetro menos incluidos los tacones que se calzan. Con tanto reality, a los productores de la cadena privada Cuatro se les ha metido, entre ceja y ceja, emular a Telecinco.
Apenas hace dos años llegaron con la promesa de que hacer una televisión diferente era posible. Ahora que ya tienen su tele han decidido, sin consultar con nadie, que si Telecinco es líder, lo más lógico es copiarla y el que quiera buena televisión, pues eso: que la pague.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *