A doblón

Tenía que llegar y llegó. Me refiero a la noticia de que una cadena (Cuatro) ha ofrecido al equipo de fútbol de Segunda División con el anodino nombre de Granada 74, la posibilidad de protagonizar un reality de esos al estilo de Gran Hermano. Ya no nos faltaba más que eso. Unos haciendo de las pachangas veraniegas del Madrid y del Barcelona como si fueran finales de la liga de campeones y otros haciendo de los jugadores del Granada 74, supongo que el número indicará el año no el puesto, como si fueran estrellas.

Vamos, por mi bien, que lo hagan. Que les instalen las cámaras en el banderín del córner y que no se olviden tampoco de hacerlo en las duchas, que supongo será la novedad respecto al resto. La pena es que en televisión no llegue el olor a sudorina y linimentos. Sensaciones que ofrecen al fútbol lo que es en realidad. Claro que a estos del Granada 74, que pensándolo bien, el año quizás indique una buena cosecha, ya se hicieron famosos cuando su presidente se fue, con dos bemoles, al ayuntamiento granadino y les interpretó una huelga de hambre porque no le dejaban utilizar el campo municipal para jugar los partidos.

Yo creo que se equivocan. Con la de escenas interesantes que tenemos durante el verano en nuestras verbenas no sé yo cómo a nadie se le ha ocurrido colocar la cámara y emitir el cachondeo a los cuatro vientos. En Vitoria sin ir más lejos.

Y para acabar, comentar que la denuncia del presidente de Cantabria al hombre del tiempo por poner más soles en las comunidades vecinas me ha hecho caerme del guindo. Tantos años de críticas porque nunca acertaban en sus predicciones y resulta que el parte meteorológico era puro fanatismo; o que los anticiclones tenían un precio y en tv se venden a doblón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *