Desesperadas

EN el argot de las teleseries los llaman cameos y no es que tenga que ver siempre con el tema de meterse en la cama con alguien. El término se ha quedado en las invitaciones que se realizan a diferentes famosos para que participen en un capítulo de la serie. En la historia de la televisión los ha habido desde sus inicios y es un recurso que se quiere seguir utilizando. Por un lado, el famosete hace un guiño divertido como de buen rollo a sus fans y la serie recibe un poco del empuje que pueda tener ese personaje. El último que se ha conocido, y que se publicaba ayer en esta misma sección, es el que realizará el jugador de fútbol Beckham en la serie Mujeres desesperadas. No queda claro en este caso quién aportará más glamour a quién, en este caso la suma de intereses parece bastante pareja. Ahora bien, resulta apasionante qué habrá escrito Marc Cherry, el guionista con más mala leche y creador de la serie para este caso: ¿alguien se atreve a apostar con cual de las cinco desesperadas se enrollará el inglés? El caso es que la serie finalizó ayer su tercera temporada y sus fieles seguidores tendrán que esperar a finales de septiembre, cuando estrenan en EEUU la cuarta temporada, que todavía no se conoce cuándo llegará hasta nuestras pantallas. Los que sí siguen afilando sus uñas a base de copiar a las revistas del corazón son los de Telecinco, que ayer sacaban partido de las fotos en bañador de la reina Sofía. La copia es descarada pero -sabiendo cómo se las gastan por aquí los jueces, fiscales y la autocensura que se practica con las cosas reales- la aparición en televisión de este tipo de material es lo más parecido un servicio público. Algo parecido a la oferta cinematográfica que realiza ETB-2 los miércoles por la noche con su doble apuesta por el cine. A estas alturas del verano, las buenas peliculas se agradecen más que en otras estaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *