Incendio y cambio

El verano tiene sus cosas buenas. Una de ellas es que algunas estrellas de la tele se vayan de vacaciones y sus sustitutos lo hagan mejor que ellos. Pero no se crean, porque esto no indica nada. Cuando vuelvan ellos tomarán el protagonismo y a sus comodines: si te he visto no me acuerdo. Con esta historia de las sustituciones veraniegas ocurre que los celos son muy fuertes. Hay estrellas que buscan interesadamente que quien les sustituya no sea todo lo bueno que debería para luego no tener problemas. Ahora ocurre con los sustitutos de Aquí hay tomate . Francine Gálvez, a la que hace unos años los de Cruz y Raya hicieron famosa por sus constantes equivocaciones, sustituye, ahí es nada, a Jorge Javier. A Carmen Alcayde la sustituye un año más Víctor Sandoval pero sin esa exuberancia que la caracteriza. </p><p>En ETB 2 se lo han montado de otra manera. Primero se ha ido de vacaciones Adela Gómez y han fichado (por decirlo de alguna manera porque en realidad es de la casa) a Maite Esparza, que lo ha bordado hasta el punto de hacerle callar en varias ocasiones, cosa harto difícil, al mismísimo Iñaki López, presentador que afortunadamente ha decidido no decir siempre la última palabra.</p><p>Los que nos han dejado sin habla esta semana pasada fueron las imágenes que mostraban los satélites sobre las Islas Canarias. Había algo en ellas que indicaba que eran como un dibujo de atlas. El problema es que las cámaras han ido penetrando en los confines de ese incendio y lo que han retratado sabe a frustración. Algo estaremos haciendo mal para que, verano tras verano, los grandes protagonistas de la televisión sean las imágenes de destrucción producidas por los incendios. Imágenes que deberían quemarnos a todos y hacernos pensar que nosotros, consciente o inconscientemente, podemos, que miedo, provocar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *