Para toda la vida


Resulta que después de tanto jaleo con el tema, la final de Factor X tiene como premio principal un contrato discográfico con una productora musical, que en el mundo de la música debe de ser como si te apadrinara Bill Gates o, todavía mejor, que por tu cumpleaños te mande la paga aquel rey de los Emiratos que veraneaba en Marbella con 2.000 personas de séquito. El premio llega tras el tedio producido por los meses de concentración y artificiosa profesionalidad del jurado que ha jugado a ser más importante que los concursantes y, como estaba cantado, lo ha conseguido.
Son muchas las razones por la que cada noche de los lunes a lo largo del año CSILas Vegas alcanza esas audiencias que lo han convertido en el líder: el verdadero rival a batir durante toda la temporada. Hasta el final ha salido victorioso. La fórmula de su ya sexta temporada ha finalizado con tanto éxito que le augura unas cuantas más hasta su declive. Este año el fichaje de Sara Sidel al equipo de forenses comandado por Grisson ha dado mucho morbo y el juego suficiente como para encandilar a varios miembros del equipo del laboratorio de turno del hospital paralelamente que despliega todo ese potencial de gran actriz capaz de atrapar a un amplio abanico de espectadores. Claro que ayer con el estreno de la serie sobrenatural Identity , los aficionados al zapping no lo tuvieron tan fácil como cuando en TVE se encuentran con el insustancial programa de Mira quién baila . Después de varias temporadas sin interrupción parece que por fin se atrevieron a cerrar ese mal menor y darle un descanso a la idea y, por supuesto, a la presentadora, la inagotable Anne Igartiburu que más parece que le hubiera tocado el sueldo para toda la vida del Nescafé pero a cambio de no salir de los estudios de TVE ni en el mes de agosto.

http://www.youtube.com/watch?v=OpqhFuu1LYo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *