DGT y la Obregón

LLEGA el día del regreso. El balance, negativo, como siempre, de las víctimas de la carretera emborronará el mayor desplazamiento anual, que es un verdadero milagro de la física. Estamos ante la emigración más espectacular de la Tierra. Millones de personas se movilizan durante una semana para pasar unas breves vacaciones en la costa o en la montaña. Este fenómeno lo deberían de tratar en un documental, como ésos que echan a la hora de la siesta en La 2, porque deja en nada las migración de las palomas torcaces aquí en la península y se asemeja a esa migración de los ñus en África. El otro día, el director general de Tráfico se explicaba en el programa del sube y baja 59 segundos. A pesar de sus datos catastróficos no hubo ni una pizca de autocrítica. Después de la aplicación de medidas como el carné por puntos e incluso la amenaza de cárcel para conductores temerarios, resulta que los muertos se han ido acumulando en las cunetas como siempre. Los que vemos los documentales sabemos que en toda gran migración se producen bajas. Unas veces por enfermedad y otras por circunstancias de la ruta. De lo que nadie tiene ninguna culpa es de que los de la DGT pongan en marcha campañas agresivas en contra de los conductores y nunca lo hagan sobre sí mismos. Campañas como No podemos conducir por ti hieren la inteligencia y rozan el patetismo. Se diría que están a la altura de programas como Hormigas blancas , que estas semanas destripan el pasado de Ana García Obregón, haciendo especial hincapié en «No podemos operarnos por ti». Tras el enésimo fracaso de la campaña publicitaria de la Dirección General de Tráfico todavía están a tiempo de vestirse de nazarenos e ir a purgar sus culpas a alguna procesión tardía. El resto de los mortales seguiremos el via crucis de las carreteras, al menos sin que nos insulten.

3 comentarios sobre “DGT y la Obregón”

  1. Qué pasa Javier. ¿Estás enfermo o es que has fichado por otro blog? Tus lectores habituales te echamos de menos.

  2. Buenas noches Javier
    Espero que estés bien de salud y pronto regreses a escribir tus artículos del blog. Cada día que pasa en el calendario sin tus escritos hay un hueco vacio que se echa de menos.
    Te mando un abrazo y espero volver a leerte pronto de nuevo en tu blog .
    Saludos cordiales
    Maika

  3. Maika tus deseos son órdenes para mi. Ya ves he pasado un temilla pero ya estoy de nuevo en marcha. Me ha hecho mucha ilusión el correo que me has enviado. Una vez más demuestras que la preocupación social que tanto admiramos de Maika la pones en práctica y eso es, bajo mi punto de vista lo más grande que podemos hacer. Un beso Maika y Telmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *