Al baile de Franco

La millonaria iraní Anousha Ansari se gasta 25 millones en viajar por el espacio. Un capricho con el que se podría solucionar la vida de miles de personas, pero… ésa es otra historia. Quizás sus nietos puedan presumir ante sus amigos de que su abuela tenía mucha marcha y que fue la primera en subirse a un cohete y dar vueltas por el espacio. Estamos seguramente ante una inmoralidad, pero de alguna manera es algo personal: Anousha se gasta su pasta como le viene en gana. Lo peor es que TVE se la gaste en pagar a los amigos de Bertín Osborne (apellido que el Word cambia misteriosamente por Soborne), por hacerles carantoñas a los animalillos acojonados que llevan a los platós de televisión. Pero lo peor llegó con la nueva edición de ¡Mira quién baila! Por darle el capricho exhibicionista a la mismísima nieta de Franco de bailarnos el mambo en la tele del abuelito. Como si la sociedad española no hubiera hecho suficiente por su patrimonio, resulta que viene a ritmo de rumba y cobra el impuesto revolucionario. La inmoralidad, o la irracionalidad, en el ente se les escapa a borbotones. Cuando salga la siguiente cifra del déficit de RTVE los contribuyentes deberían levantarle el dedo a Hacienda, o hacer un asterisco especial para que, a este medio, no se destinase ni un céntimo. Hay cosas que no cambian. Bueno, las princesas iraníes, o lo que sean ahora, sí, que ahora les da por exiliarse por el espacio pero, en este corral, los Franco siguen cobrando una pasta por mover un poco los michelines a ritmo de foxtrot americano. No sé si estamos ante alguna nueva variante de venganza, un corte de mangas póstumo y cachondo del dictador desde el otro mundo o una lección histórica de primer orden. Alguna lumbrera de TVE nos quiere decir que, en realidad, la culpa de aquellos cuarenta años de dictadura fue del chachachá.

2 comentarios sobre “Al baile de Franco”

  1. No he tenido la desagradable sensación que supone ver a dicha reencarnación del viejo dictador: cada vez veo menos esa cosa llamada «el Ente».

    Perdona Javier si de nuevo hago referencia a ello: ¿realmente esto formaba parte del ambicioso plan del -pomposo y soberbio nombre, pardiez- denominado «Comité de ¿sabios? «.

    Intentaré no ver la próxima cifra de desatinos contantes y sonantes: algunos ya damos por perdida dicha institución con dos canales en abierto y uno de pago «24 horas».

    Realmente, la TV pública es pura política, y no otra cosa: todos los Presidentes del Gobierno desde la Transición dijeron siempre lo mismo: vamos a hacer de RTVE la BBC española.

    Y la risilla tonta se me escapa otra vez.

    Saludos.

  2. [quote:9a5f357f1c=»Epicuro»]No he tenido la desagradable sensación que supone ver a dicha reencarnación del viejo dictador: cada vez veo menos esa cosa llamada «el Ente».

    Perdona Javier si de nuevo hago referencia a ello: ¿realmente esto formaba parte del ambicioso plan del -pomposo y soberbio nombre, pardiez- denominado «Comité de ¿sabios? «.

    Intentaré no ver la próxima cifra de desatinos contantes y sonantes: algunos ya damos por perdida dicha institución con dos canales en abierto y uno de pago «24 horas».

    Realmente, la TV pública es pura política, y no otra cosa: todos los Presidentes del Gobierno desde la Transición dijeron siempre lo mismo: vamos a hacer de RTVE la BBC española.

    Desde Luego Iñaki. La televisión les viene grande, tanto que acaban dejándosela siempre a los mismos y de este modo esta tv tiene todos esos problemas que trae las relaciones de consanguineidad. Nos vemos por tu blog que tengo un tema que proponerte.

    Y la risilla tonta se me escapa otra vez.

    Saludos.[/quote]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *