Adiós al carro

Se quejaba el otro día Andrés Pajares en la entrevista que le hizo esta semana El loco de la colina por la llamada de TVE para participar en un programa de Mira quién baila. Resulta que recientemente acabada la segunda temporada del programa de Anne Igartiburu y , claro, no hay tregua . Sin solución de continuidad se han puesto a la tarea de buscar nuevos famosos con el toque justo de hallarse en horas bajas, pero con alguna energía por ganar un poco de pasta fácil o, qué se yo, como única posibilidad de pillar plano. Con todos los respetos, estos programas tratan a sus invitados y, aunque Andrés Pajares no es el caso por su demostrada capacidad de adaptación televisiva para papeles chistosos o rancios, me parece muy digna su negativa. «Que baile tu padre», deberían decir muchos. Pero no lo hacen porque, en este mundo de la fama, cualquier oportunidad es buena y porque la vida está muy mal. El caso es que a la Igartiburu ya le han buscado su grupeto de futuros bailarines con el que agotarán la fórmula del baile hasta que la audiencia los despache. Como así ha ocurrido con el Cantas o qué, de Paula Vázquez, que se lo han cargado sumariamente a las primeras de cambio. El fracaso anunciado era el que de verdad cantaba por si solo, tanto que, hasta los críticos de televisión estamos sorprendidos de haber coincidido con el público y, lo que todavía es más extraño, con los programadores. Ahora que ya no están, se puede decir que es una pena porque no podremos ver a nuestro querido Iñaki Perurena esforzarse para cantar el Maitetxu mía y al mismo tiempo, batir el récord de sostener todo el coro de bailarinas con sus brazos. No importa. Ha demostrado su valentía y capacidad para enfrentarse a cualquier reto. Nos ha ahorrado sufrimientos. Me lo imaginaba tocado de sombrero mejicano e imitando a, que sé yo: Manolo Escobar.

2 comentarios sobre “Adiós al carro”

  1. Hola Javier, me gustaría saber si has publicado algún artículo de los tuyos refiriéndote al programa de ETB2, El conquistador del fin del mundo. Felicidades por tus columnas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *