El calvo, a La Sexta

EL domingo presentaron en el programa Minuto y resultado de La Sexta el fichaje del periodista Antonio Lobato. El famoso calvo de la Fórmula 1 cambia de cadena. Su imagen se asocia tanto a esta competición (me niego a llamarlo deporte) que ya está de promoción en su nueva casa. Como si fuera uno de los famosos pilotos, el presentador ha cambiado de escudería televisiva para la próxima temporada, que comenzará allá por el 29 de marzo de 2009 con el Gran Premio de Australia. Tienen cinco meses para renovar totalmente el producto o copiarlo básicamente. En honor a la verdad, en Telecinco han conseguido profesionalizar las retransmisiones hasta límites que nunca antes se habían visto en nuestra televisión. Hubo tantas innovaciones puntuales que corrían a cargo del equipo de la cadena que se hace difícil recordar cómo eran antes las carreras de F-1. Aquéllas que se veían por TVE las mañanas de los domingos, en los lejanos tiempos en los que competían Lauda, Proust o Hakkinen e, incluso, en los más recientes en los que Schumacher arrasaba campeonato tras campeonato con sus ferraris. Hasta que llegaron el denostado Fernando Alonso y la apuesta de Telecinco por hacer de aquel momento historia de la televisión. Porque hay que recordar que el directo ha hecho madrugar y trasnochar a millones de espectadores. Toda una revolución televisiva en apenas cinco años, que, si bien es cierto se ha basado en los triunfos del Fernando Alonso, Lobato y su equipo han puesto cara y todo tipo explicaciones técnicas a la altura de los espectadores. Si alguna actividad ha contado con la divulgación que la tele es capaz de ofrecer, ésa es la Fórmula 1. De ahí están copiando ahora en TVE para hacer algo parecido en la actividad (que no deporte) del motociclismo.

Un comentario sobre “El calvo, a La Sexta”

  1. El calvo es un pesado pero la verdad que ha funcionado y de qué manera. En pocos años lo veo presentando un reality o de contertulio con Ana rosa 😆

    Un abrazo Javier, y suerte con el frio q se avecina 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *