Pelotazo musical

ME sigue sorprendiendo el favoritismo que practican en TVE. Unos tipos francamente espléndidos a la hora de regalar lo que no es suyo. Un día se la prestan a Miguel Bosé para que venda su disco y monte un sarao de cuatro horas en prime time con sus amigos. Otro día, y a poder ser siempre en Navidad, se la dejan con todo el cariño a Raphael para que nos amenice la Nochebuena. Ya me gustaría a mí saber quién califica la música de Miguel Bosé como de interés público para darle ese tratamiento, o quién entiende que El Tamborilero tenga una revisión obligada por estas fechas además, claro está, de otras cuatro horas de espectáculo con la actuación del Cantante como nos ofreció de propina el pasado 24. Se habla mucho de la manipulación política y del control que ejercen los partidos, pero ¿quién vigila y controla los pelotazos publicitarios dentro de la programación? Cientos de grupos de música suspirando por una pequeña aparición en televisión que les dé vidilla y a lo sumo consiguen una pequeña referencia en algún programa marginal, de ésos que se emiten a partir de las 2 de la madrugada. Pero llegan estos ejecutivos y nos ponen todo el brutal sistema de telecomunicación del Ente público al servicio de un cantante y, si me apuran, al servicio de su casa de discos. Puede que eso no sea corrupción. Que a Bosé y Raphael, a fuerza de sacarlos y repetirlos, los hayan convertido en estrellas imprescindibles del miserable show business que llevan practicando desde hace cincuenta años. Alguien debería explicárnoslo, ya que al parecer en el Congreso lo único que controlan son los minutos que le dedican a Zapatero para ver luego cuántos hay que darle a Rajoy. Está claro que una vez que tienen atado y bien atado el tema político, lo demás se la trae al pairo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *