Morro al mercado


Las televisiones comerciales tienen una asociación que se llama UTECA. El otro día, la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega fue a una reunión de esta asociación y allí mismo le pidieron que TVE bajara sus minutos publicitarios. Que si ahora contrataban 12 por hora (para mí que son bastantes más), dejaran 3 minutillos de nada para el libre mercado. Alucina, vecina. Vaya rostro que le echan estos liberales. Ya puestos, que le quiten toda la publicidad, vale, pero que les pasen a ellos el resto la deuda que arrastra el ente… Dicen que el pastel publicitario es cada vez más pequeño y que pronto habrá víctimas. Vamos, que alguna de las privadas tendrá que echar el cierre. Pero, ¿será posible? Las privadas pueden despilfarrar a diestro y siniestro; inflar los mercados y pagar millonadas por derechos que deberían ser gratuitos y ahora quieren que las públicas no contraten publicidad para no tener que cerrar. Eso es echarle morro a la economía, como también se lo echan algunos presentadores de informativos que lo mismo ponen su prestigio al servicio de intereses bancarios, tipo Matías Prats, que se apuntan a Mira quién baila, como Jesús Alvarez, a reivindicar al mundo que si no fuera por la televisión, hubiera conquistado el mundo como virtuoso del claqué. El último en encaramarse a la lista de los que reivindican todo el protagonismo de las servicios informativos para ellos es Lorenzo Milá. El pasado lunes abrió la sección de deportes de su propio informativo conduciendo la moto de Dani Pedrosa en el circuito de Cheste, donde el día anterior se había celebrado la última prueba del Campeonato del Mundo de motociclismo. Entonces y sólo entonces es cuando pienso que sí, que las televisiones comerciales tienen razón, que ya les vale; que ni un duro más para estos señoritos exhibicionistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *