Vías de extinción


En general somos unos cerdos. Eso es más o menos lo que sostienen las doctoras Raquel Sánchez y Yolanda Sanz. Atacaron de nuevo este viernes en Cuatro con su programa Soy lo que como . Una expresión que se puede hacer extensible a otros campos: ¿qué son los que escuchan a Jiménez Losantos?, y la vista: ¿y los espectadores televisivos de las corridas de toros, o los que disfrutan cuando los del Tomate se meten a degüello con Isabel Pantoja? Con todo llegan un poco tarde, porque en su nueva temporada se metieron en las cocinas de los colegios ahora que precisamente a los chavales les quedan dos telediarios para las vacaciones. La novedad del programa la protagonizó precisamente uno de lo cocineros oficiales de Cuatro (ya se sabe que esta cadena ha apostado desde su nacimiento por los temas culinarios), Darío Barrio, aquel que protagonizara el concursoTodos contra el chef. Tampoco conoce todavía lo que serán los espectadores de Soy lo que como . Si su interés es meramente didáctico o son gente que les gusta autoflajelarse y se sienta en el sofá con un bocata de salchichas con bien de mostaza, vamos, de esos que sufren en silencio por sus malos hábitos sin ninguna intención de cambiarlos. Los que llevan una década enviando un mensaje ecológico son los del equipo de El escarabajo verde, con la convincente Elisabeth Anglaril como presentadora. Llevan 400 programas, como hoy, todos los domingos al mediodía. Sería un ejemplar televisivo que sobrevive como esas especies desconocidas que viven en las islas vírgenes sin apenas competencia. Se sabe que existen pero solo unos pocos lo han visto. El programa da sentido a una televisión pública; donde se plantean las cuestiones sobre el futuro de un planeta en peligro cuyos habitantes nacen, se reproducen y mueren delante de una tv sin hacer mucho por protegerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *