La noche X

LLEGA el día X, ése en el que las elecciones municipales y autonómicas crearán un factor sorpresa o más de lo mismo. El día de las votaciones siempre tiene un sabor especial. Buena parte de los ciudadanos se lo organiza en función de la visita a las urnas. Entre los que van a votar, unos prefieren la primera hora de la mañana para tener el resto del día sin complicaciones. Otros hacen de la votación el momento más importante y después lo adornan con un vermú o se van a comer como en las grandes ocasiones y, otros, lo dejan para última hora una vez que han agotado la jornada y votan como último acto antes de volver a la rutina de todos los fines de semana. Y es precisamente cuando se abren la urnas y comienza el recuento cuando la televisión empieza a cobrar importancia. Hasta ahora todo lo dicho en la jornada es pura suposición. Comienza la ceremonia de las cifras. Todo un espectáculo en el que la televisión se muestra, por un día, como verdadero servicio público. Un servicio que no practican precisamente aunque a alguien venda lo contrario programas comoFactor X . El reality de Cuatro poco a poco se va metiendo en los hogares. Va calando y tiene todas las pintas de arrasar a nada que los participantes acompañen. De momento ya están intentando que cualquiera de sus canciones pegue el braguetazo y se convierta en la canción del verano. A los espectadores les va ganando esa oportunidad que están dando a personas mayores e incluso a tipos peculiares a los que se les exprime hasta la última gota de su biografía antes de echarlos sin ningún miramiento. La apuesta de Factor X está en su jurado: Jorge Flo, Eva Perales y Miqui Puig. Es tal su importancia que ni la presentadora Nuria Roca logrará eclipsarlos. Mientras aparece la estrella, disfrutemos de un día de apasionante noche de televisión electoral en estado puro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *