Críos, fútbol y BBC

ME comenta Rubén Usúa, compañero aficionado al fútbol, que el partido del Osasuna frente al Glasgow Rangers comenzaba a las nueve y cinco de la noche y que la razón de esos cinco minutos era la BBC. Esta cadena pública no varía sus horarios por el fútbol, cosa que por estos lares es de lo más frecuente. Es tal el servilismo de la televisión hacia el fútbol que da auténtica vergüenza. Ayer fue el día del encuentro entre el Real Madrid y el Barcelona. El derbi del año y toda esa manida sarta de tonterías. Los de La Sexta invirtieron 15 horas de su programación en comentar el acontecimiento. Si una televisión recién creada con vocación de servicio publico y todo eso dedica esa infraestructura a un partido de fútbol deberíamos concluir que algo no funciona. Ninguna actividad, por muy interesante que sea, puede ocupar ese espacio sin que se les pueda acusar de fanatismo o algo peor. Teniendo en cuenta que un partido de fútbol ocupa 145 minutos, ¿puede alguien justificar las 7 horas y quince minutos restantes? El tema de las licencias debería ser revocable. Si uno incumple las normas le deberían quitar la licencia como le quitan a un conductor el carné por incumplir las normas de tráfico. Pero no. Cadenas como Telecinco, Antena 3 y TVE (que, por cierto, no tienen los derechos del fútbol) superan en un 60% la programación no apta en horario infantil. Si lo traducimos en horas es algo así como que, de las 15 horas de protección para los niños, durante 10 las criaturas están viendo contenidos prohibidos por la legislación. En el negocio de la tv, la norma está puesta con una clara vocación de incumplimiento, es decir, que lo normal de las normas en tv es que se incumplan y punto. Como normal es que nos enteremos de que la BBC sigue triunfando y cumple todas las normas y horarios al ir a ver, cómo no, un partido de fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *