Humo y realidad

LA casualidad también hace televisión, y si no que se lo pregunten a los de La Sexta. Esperaban con resignación en la plaza de Castilla de Madrid la llegada del autobús de la selección de baloncesto. El retraso estaba poniendo en peligro la retransmisión ya que el comentarista ya estaba repitiendo por enésima vez las mismas tonterías triunfalistas que se dicen en estos casos. Pero, milagro, allá mismo con apenas girar la cámara descubrieron el gigantesco incendio de un rascacielos en construcción. Ya ven: la realidad tiene argumentos importantes. La entrevista a Natascha Kampusch, por ejemplo, se ha convertido en el fenómeno televisivo del año pero, a diferencia de otros similares, éste era real. Estaba basado en la realidad y, en este caso, superaba con creces cualquier tipo de ficción. El documento despertaba morbo, curiosidad, admiración y multitud de sensaciones, pero era un reportaje que reflejaba la realidad. Y digo esto porque de un tiempo a esta parte, los entrevistados con algún tirón televisivo vienen más por haber forzado la realidad y son, en general, personajes de ficción. La entrevista a Natascha es un documento informativo cuyo valor está precisamente en el testimonio vital. Una historia tan terrible se merece toda la atención del mundo y consigue sin proponérselo capitalizar el interés general. Exactamente lo contrario que esos testimonios diarios que ofrecen los triunfitos y los autoprisioneros de Gran Hermano cuando visitan el llamado confesionario. Estamos ante dos formas de espectáculo y de entender la tv. Mientras una cuenta con la fuerza y los argumentos que le ofrece la dura vida, la otra se recrea en la pura mentira. Ya ven la tele se hace con materiales de verdad, con puro humo y, de vez en cuando, se aparece la Virgen en forma de incendio.

3 comentarios sobre “Humo y realidad”

  1. No vi la retransmisión de la llegada del baloncesto, pero me hubiera gustado presenciar esa retransmisión de descubrir en directo un rascacielos ardiendo aunque estuviera en construcción.
    Javier es palpable tu fobia por Gran Hermano y/o por la cegata de Mercedes Mila que debió de dar el cante por no ver ni torta con el sorteo para la entrada de los nuevos concursantes. Lamentable.

    Me alegro de que siga el block en activo y te seguiré de nuevo después de este periodo vacacional 😉

  2. Hola Zuriñe.
    Cuanto de bueno por este blog. Poco a poco voy recuperando a mis contertulios. Ya ves que el blog se ha mantenido todo el verano y mis sudores me ha costado. Pero volviendo al tema Mercedes Milá comentarte que ahora hay una gran polémica porque parece que hubo tongo en el sorteo del último concursante. La señorita Rotenmeyer leyó el 1 donde ponía el 7 este a su vez era de una mujer y se lo cambió a su hija, supongo que porque tendría más ganas o qué sé yo. El caso que esto del sorteo ha sido un fracaso y un escándalo porque se dice que también está manipulado por Telecinco.

  3. [quote:8a133d9754=”Zuriñe”]No vi la retransmisión de la llegada del baloncesto, pero me hubiera gustado presenciar esa retransmisión de descubrir en directo un rascacielos ardiendo aunque estuviera en construcción.
    Javier es palpable tu fobia por Gran Hermano y/o por la cegata de Mercedes Mila que debió de dar el cante por no ver ni torta con el sorteo para la entrada de los nuevos concursantes. Lamentable.

    Me alegro de que siga el block en activo y te seguiré de nuevo después de este periodo vacacional :wink:[/quote]

    Zuriñe. Yo lo que más recuerdo de la Mercedes Milá es aquella frase que dijo el año pasado defendiendo a uno que se meaba en la ducha que ella también lo hacía y que era un placer, yo sigo sin atreverme a tanto. Y Javier yo también me alegro de que siga el blog de la tele aunque hay veces que no estoy de acuerdo. Por ejemplo me encanta el programa ese de las modelos. Ya era hora de que pusieran algo así. Ya ves estamos gente para todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *