Orden y canales


De vez en cuando conviene cambiar el orden de los canales en el mando a distancia. Poner el último en el número uno y viceversa. Sólo con ese gesto se cambia notablemente la programación que nos tragamos a lo bestia, sin pensar siquiera que estamos viendo la televisión. Si una mañana cambiamos el 1 por el 8, que es donde yo tengo la Primera de TVE y ETB 2 respectivamente, lo que modificamos es la reposición de Ankawa por un capítulo de National Geographic . En ambos casos estamos ante un producto grabado y enlatado para mayor comodidad de los programadores. En el caso del programa de Osborne, el tema tiene cierto atractivo para el público infantil, precisamente porque entre sus protagonistas, además de los mismos rostros que siempre salen cobrando en TVE, están unos niños con un desparpajo fuera de todo guión y, claro, quién es el valiente que les dice a los peques que ese programa es un bodrio de primera. Claro que, si no hubiera tenido en el número uno del mando a TVE, no hubiera visto su nuevo programa Mira lo que ven . Un programa en el que, con tono desenfadado y con golpes de humor, van presentando ante un público elegido y seleccionado siguiendo las técnicas de los muestreos sociológicos. Presentan programas y diferentes formatos televisivos de cualquier país del mundo y el público asistente vota el que más le gusta. Todo normal, si no fuera porque en el concurso han incluido a tres críticos televisivos que dan una opinión personal sobre el programa, antes de la votación. Hace tres años que TVE había perdido el liderazgo en las audiencias y, poco a poco, comienza a perderlo también en los mandos a distancia. Definitivamente, la mayor revolución que uno puede hacer en la televisión es cambiar los botones del mando de vez en cuando. En este caso, el orden de los canales a sí altera el producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *