Impactos fatales

Las imágenes del rescate de los tripulantes de la embarcación Movistar que estaba de regata por aguas internacionales, pese a su fuerza, chocan frontalmente con esas otras de los cayucos remontados hasta las costas canarias. Evidentemente, la realidad también retrata estos dos mundos. El digamos occidental, que es una apuesta técnica y monetaria por la aventura, y el salto sin red que supone el viaje al primer mundo. Dos realidades paralelas pero que tienden a no mezclarse. Porque tiene algo de injusta la supervivencia, por ejemplo, de los concursantes de la isla de Telecinco frente a la de esos niños famélicos de Zambia que se cuelan, de vez en cuando, en algún documental o a través de los anuncios de alguna ONG. La pelea se está convirtiendo en un género en sí mismo. Un producto capaz de tener autonomía propia. La protagonizada el otro día en Salsa Rosa por Bienvenda Pérez y Bárbara Rey es un aperitivo de lo que nos espera. Hay todo un ejército de conocidos dispuestos a recuperar su fama poniéndose a parir delante de la cámara. Y de las peleas verbales ya se sabe, hay un momento en el que uno puede pasar a las manos. ¿Recuerdan aquel programa que recogía Crónicas Marcianas en el que un hombre era pegado al mismo tiempo por su mujer y su amante? A este paso lo tendremos en nuestra programación en poco tiempo. Aquel famosillo que lleve un tiempo en el dique seco no tiene más que buscarse un par, otro púgil televisivo al que le vaya la marcha y, hala, a insultar. Nuestra televisión padece las mismas irreconciliables enfermedades que la sociedad. Ayer, sin ir más lejos, Lorenzo Milá espetaba a bocajarro el juicio por el caso de una mujer que ahogó a sus dos hijos y luego intentó suicidarse. Hay noticias que son verdaderos disparos. Impactos de los que desconocemos el efecto cuando llegan a los oídos de nuestros niños.

Un comentario sobre “Impactos fatales”

  1. Javier puestos a elegir portadas de Interviú y ya que te has animado podrías haber seleccionado otras. Si quieres me consultas. Tengo un listado con mis favoritas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *