Calienta pantallas

EL éxito en la televisión no siempre llega a las primeras de cambio. En ocasiones hay que ir introduciendo una serie de modificaciones a la idea original que puede que consigan reactivarla. El reality Supervivientes de Telecinco, por ejemplo, no comenzó muy potente. Estaban tan preocupados que estudiaron la posibilidad de cambiar de día la emisión. El simple exhibicionismo y la intimidad vulnerada no pueden con el Doctor House de Cuatro ni con los peliculones de Antena 3. Al parecer, han pedido más madera a los concursantes. Vamos, que tienen que mover ficha y provocar escenas más calientes; provocar momentos más conflictivos o los mandan para casa antes de tiempo como pasó con aquel despropósito de La cocina de mi vida. Otro que ha cambiado es El loco de la colina. El maestro maneja como nadie los trucos de la entrevista pero su realización estaba fuera de lugar. La selección de planos era como un homenaje a las pinturas negras de Goya. Primeros planos largos que intentaban atrapar lo más íntimo, más que el gesto el mohín, hasta el olor corporal de los entrevistados parecían querer tomar aquellos planos. Pero desde hace unos cuantos programas compruebo que Jesús Quintero ha cambiado de realizador. Sus entrevistas son menos agobiantes, por sus planos televisivos corre más el aire. Ha perdido un poco de intimidad pero, a cambio, se puede ver y respirar. El espectador no tiene aquella sensación de viajar en un coche cama o un ascensor. Ahora, con más luz, la cámara se acerca y se aleja. Los entrevistados se saben fotografiados y, en la mayor parte de los casos, hasta coquetean con la cámara. Ponen su perfil preferido, entornan los ojos como si quisieran camelar al espectador y las hay que mueven las pestañas al público como si quisieran hacernos cosquillas en la cara. Una gozada.

5 comentarios sobre “Calienta pantallas”

  1. No está nada mal que una serie como la del Doctor House se lo ponga dificil a un reality como supervivientes, a mí particularmente me gusta el Doctor House, aunque hace un par de semanas que no lo sigo. Pero ver las penurias de los personajes de los realitys me resulta costoso y doloroso así que un aplauso por mi parte para la audiencia. Ciao

  2. No puedo menos que -en aras de la coherencia más extrema- unirme a Zuriñe. Y digo en aras de la coherencia más extrema, un tanto trascedentalmente y de manera exagerada, todo hay que decirlo, porque si cada vez veo más el DVD y menos la televisión, he de decir que el Doctor House ha hecho revivir en mí el gusto por las series en particular, y por la TV en general.

    Estoy convencido de que House es un FILÓSOFO con mayúsculas: los guiones son increíbles por lo bien trabajados. Los personajes: muy definidos.

    Lo dicho, para mí House, aunque un poco sabiondón (tener siempre razón debe aburrir) es un actual Diógenes de Sínope: un verdadero macarra en la actitud y en la forma de pensar.

    Me gustan sus chistes -sobre todo de humor negro, que son mayoría- y su actitud un tanto cínica ante la vida.

    Me cae bien. Y eso es algo que hace mucho no podía decir de un personaje de TV. Estoy encantado.

    Gracias Javier, por mencionar a este nuevo macarrónico-filósofo y a Zuriñe por darme pie a sincerarme con vosotros: gracias a House vuelvo a ver la TV y tengo algo más que compartir con mi «compañera de jardín». 😉

    Saludos a los dos.

  3. [quote:0de962876f=»Zuriñe»]No está nada mal que una serie como la del Doctor House se lo ponga dificil a un reality como supervivientes, a mí particularmente me gusta el Doctor House, aunque hace un par de semanas que no lo sigo. Pero ver las penurias de los personajes de los realitys me resulta costoso y doloroso así que un aplauso por mi parte para la audiencia. Ciao[/quote]

    El problema es que se crea que por subir un poco el tono o por que alguien le dé por calentar el ambiente la audiencia va a responder. Los concursantes saben que si son unos calientabraguetas tienen más oportunidades de mantenerse vivos.

  4. [quote:470e3b256e=»Epicuro»]No puedo menos que -en aras de la coherencia más extrema- unirme a Zuriñe. Y digo en aras de la coherencia más extrema, un tanto trascedentalmente y de manera exagerada, todo hay que decirlo, porque si cada vez veo más el DVD y menos la televisión, he de decir que el Doctor House ha hecho revivir en mí el gusto por las series en particular, y por la TV en general.

    Estoy convencido de que House es un FILÓSOFO con mayúsculas: los guiones son increíbles por lo bien trabajados. Los personajes: muy definidos.

    Lo dicho, para mí House, aunque un poco sabiondón (tener siempre razón debe aburrir) es un actual Diógenes de Sínope: un verdadero macarra en la actitud y en la forma de pensar.

    Me gustan sus chistes -sobre todo de humor negro, que son mayoría- y su actitud un tanto cínica ante la vida.

    Me cae bien. Y eso es algo que hace mucho no podía decir de un personaje de TV. Estoy encantado.

    Gracias Javier, por mencionar a este nuevo macarrónico-filósofo y a Zuriñe por darme pie a sincerarme con vosotros: gracias a House vuelvo a ver la TV y tengo algo más que compartir con mi «compañera de jardín». 😉

    Saludos a los dos.[/quote]

    Está bien visto el tema del Doctor House como filósofo pero me temo que demasiado vigilante de la genética. En el fondo mantiene la teoría muy de nuestra tierra de Piensa mal y acertarás que espero que me digas a qué teoría filosófica se corresponde. Por otra parte me alegra que utilices la televisión como divertimento, pese a que soy el crítico más crítico con ella de la misma manera me produce pasión y, claro, también odio. Supongo que como a tí la filosofía o a los House la medicina.

  5. Para mi la que es una Diogenes es la Carmen de Supervivientes. Me dicen que es vieja pero a mi me encantan sus turgencias por las playas. AAhroa he visto que ya no está solo y que un tipo hosco y moreno puede suplantarla. No sé porque no os gusta Supervivientes. Es como la vida pero encima no hay que dar explicaciones. Si caes mal te mandan pa casa. Eso es lo que deberiamos hacer en la vida real. Javier espero que no te moleste y que conste ke lo que m e gustaría es que CArmen fuera la nueva Diogenes )este era el del barrril No?) y que nos enseñara todos los diás algo de filosofía y de anatomía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *