LA RESPONSABILIDAD ESTARÍA EN LOS MÁXIMOS RESPONSABLES

Algunos políticos se inventan las palabras
o escupen frases sin sentido
 
Algunos políticos no respetan su lenguaje
y lo transgreden continuamente
 
sin intención
 
(La responsabilidad estaría
en los máximos responsables)
 
Algunos políticos
como algunos poetas de pacotilla como yo
piensan que utilizando un lenguaje sobradamente excesivo
y a veces algo rimbombante
 
(ya he dicho tres veces lo mismo)
 
reciben una mayor credibilidad
sus palabras
 
y encima se pronuncian redundantes
 
(La responsabilidad estaría
en los máximos responsables)
 

¡VUESTRO VERANO HA TERMINADO!

El obrero fantasma
estaba sentado
sobre unas tablas

Solitario

El obrero fantasma
se comía un bocadillo

El obrero fantasma
devoraba su almuerzo
en medio de la noche

Y mientras lo hacía
nos miraba directamente a los ojos
sin articular palabra

Se limitaba simplemente a observarnos

De repente dijo algo entre dientes
Dijo algo en voz baja
Algo así como

Vuestro verano ha terminado

Y se marchó andando
muy lentamente
hacia un grupo
de árboles cercanos

Y apenas intuido entre las sombras
se despidió de nosotros
con la mano
gritando

¡Vuestro verano ha terminado!

HASTA CHOCAR CONTRA EL SUELO

Un rectángulo de luz
atraviesa mi habitación
 
Primero se desliza por el techo
y luego desciende por la pared
hasta chocar contra el suelo
 
Y entonces desaparece
Y supongo que la luz es de un coche
 
Un coche que circula de noche
con los focos cansados
 
Un ser humano que se dirige cansado
hacia su propio destino
 
Destino que se desliza por el techo
y que luego desciende por la pared
 
hasta chocar contra el suelo
 

YA NO HAY MACETAS CON FLORES EN LOS BALCONES

Todas las urbanizaciones modernas
Todas parecen iguales
 
Las zonas verdes y los polideportivos
Las casas de cultura y las bibliotecas
 
Todo se construye igual
Todo parece lo mismo
 
Las iglesias ya no son iglesias
Las tabernas ya no son tabernas
 
La gente deambula con sus perros
Los perros deambulan con sus dueños
 
Y ya no hay macetas con flores
en los balcones
 

UN IMPEDIMENTO CONSTANTE

Por mucho que la intentamos esquivar
esa horrible farola se interpuso entre nosotros
 
toda nuestra vida
 
Una noche logramos encontrarnos bajo la luz de la luna
pero la dichosa farola se iluminó caprichosa
con la fuerza de cuarenta soles
cegándonos por completo
 
y evitando así un posible
contacto visual
 
Supuso su inagotable presencia
un impedimento constante a nuestro alrededor
y se apagó de golpe cuando uno de nosotros
 
desapareció
 

ENTRE SEMANA

Toda la tarde
comiendo pipas
de nuestro propio girasol robado
 
Estaban crudas
pero no nos importaba demasiado
 
El sol calentaba con fuerza la gravilla
cuando los días eran muy cortos
y la primavera no llegaba
 
Y nos quedaba muy poco tiempo de libertad
Y ya nos echábamos de menos
 
entre semana