ACARICIA MI GUITARRA

Se rompe una
ventana y pongo un plástico,
qué más dará, si me pierdo me invento
un mapa en el suelo, si no sé a
dónde ir me imagino una

cama y un escritorio.

Así lo soluciono todo, me levanto cada noche
sin saber qué noche me levanto, y pienso
un mapa en el suelo, y miro mi cama,

y destrozo mi escritorio.

La perilla de candado está de moda, lo peor
ha pasado, nunca lo recuerdo como
nunca recuerdo el piso de

ningún edificio.

Todo lo que lees se puede cantar,
todo es la letra de una canción
que acabo de inventar,
cierra los ojos y
acaricia

mi guitarra.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *