SE DERRAMA UNA LITRONA

Mañana 
me mando mis 
fotos desde tu casa, 
mientras tanto consigue con tu paraguas
que no me desborde, todavía conservo
el marco que me regalaste,
es de plástico hundido

en el barro.

Escucho cómo te cortas las uñas de los pies,
siempre lo hacemos a la vez, gracias por
tu regalo, se derrama una litrona 

en mi cama.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *