LARGO INVIERNO

Largo invierno,
cuando te acercas,
cuando sonríes no te vemos los dientes,
quizás porque nunca sonríes,
quizás porque tu aliento

está helado.

Vemos tu barrio mojado, las hojas de tus árboles
transformadas en asfalto, y en lo que dura
un semáforo en rojo, el otoño

que nos brindas.

En tu mundo sólo vives tú
y por eso largo invierno,

te amamos.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *