FUEGO EN LA CHIMENEA

Imagino una lista
con todos los nombres,
imagino que yo estoy dentro
y de repente lo veo

todo claro.

Vale un euro y te deja la piel perfecta pero si
la consumición es de menos de cuarenta
no se aceptan billetes de cincuenta.

A ver cómo te lo explico.

Vivo como Sarah Jeanette Connor en los ochenta,
vivo como ella en Terminator,
vivo como ella en la

primera entrega.

Trabajo de camarera y tengo una compañera
de piso muy divertida que se pasa el día
entero cardando su pelo delante

del espejo.

Hoy he pensado salir a bailar a la discoteca
pero de pronto he decidido que prefiero
quedarme sola en casa con

la iguana.

Quién sabe, igual hago una hoguera,
trazas negras flotando en el aire,

fuego en la chimenea.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Un comentario sobre “FUEGO EN LA CHIMENEA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *